La enfermedad del sueño

SleepingSickness“La enfermedad del sueño”…es de esas películas en las que si te duermes, pierdes. Básicamente nos cuenta la transformación de Ebbo, un médico alemán que forma parte de una misión humanitaria para la erradicación de la enfermedad del sueño en Camerún; todo ello a través del contraste que se desvela cuando llega un médico francés de ascendencia africana a evaluar el desarrollo de la misión.  Sospecho que la película, más que la referencia al protozoo transmitido por la picadura de la mosca tse-tsé, muestra que la verdadera enfermedad del sueño es la prepotencia salvadora  de Occidente, que con los ojos abiertos a sus concepciones se cierran a la posibilidad de ver  un África más allá de su dominación y hoy solapada fantasía del rescate humanitario a la Occidental. Es complicada la cosa…qué mundo tan jodido este!…pero allí vamos…qué la película es alemana y el director Ulrich Köhler trató el asunto con conocimiento de causa…hijo de trabajadores sociales pasó varios años de su infancia en el Congo…

http://micropsia.otroscines.com/2012/03/entrevista-a-ulrich-kohler-version-completa/

“Leí mucho sobre el tema, tengo mi experiencia personal en relación a eso, hablé con muchos expertos en el área, personas de Camerún, de Europa, y creo que hay muy poca gente optimista en ese sector. Obviamente hay muchos intereses europeos en eso, intereses occidentales de vivir de esa ayuda, que por supuesto quieren mantener su influencia política, lo cual mantiene el sistema estable, y no debería serlo… Al mismo tiempo no sé cuál sería la alternativa. No podría decir, como sí lo hace un personaje en la película, “paren con toda la ayuda”, porque creo que eso también es demasiado sencillo para el caso.”

He allí cuando nos viene a la mente esa tan famosa frase de  el remedio resulta  peor que la enfermedad, como sucedió en Haití, caso al que se le puede aplicar y nos queda mucho más cercano que África.

http://otramerica.com/radar/haiti-las-vergonzosas-cifras-la-reconstruccion/2777

¿Qué hacer? Estamos claros que el eurocentrismo y la mentalidad colonial no cambiará de la noche a la mañana. Son paradigmas que sostienen a un sistema siempre a borde del abismo, pero que sigue sosteniéndose mientras destruye y se inventa legitimaciones y actualizaciones absurdas. Pero qué pasa en el camino a lograr una mentalidad decolonizada,en el camino de acabar con todo lo que debe ser cambiado, ¿qué pasa?  me refiero a soluciones prácticas. ¿Qué hacer? La película nos enfrenta a estos dilemas.

…Cuidado con el hipopótamo (el que la vió sabrá a qué me refiero).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s